viernes, 29 de abril de 2011

Micro-Nutrientes (Micronutrientes)

Ya hemos visto los nutrientes que se encuentran en mayor cantidad en la alimentación. Pero hay un grupo que son aún más importantes que los Macros, a pesar de que sus cantidades son muy pero muy pequeñas al lado de ellos.



¡Seguidme!

Dos palabras la forman: micro, que significa pequeño y nutrientes, que son las sustancias químicas que constituyen los alimentos.

Se los denomina MICRO, debido a la cantidad muy pequeña que se encuentra en los alimentos y a la que se debe consumir diariamente, de cada uno de ellos.



Son estos Micro-nutrientes los que regulan todos los procesos del cuerpo. Son los soldados que guían y proteguen a los procesos para que éstos se desarrollen de forma correcta. 
Si alguno de ellos se encuentra en exceso, habrá más soldados de este micro-nutriente y se producirá un desequilibrio. De la misma manera, que si un micro-nutriente falta, entonces tendremos menos soldados, y también se produce un desequilibrio.

Un desequilibrio, tanto por exceso como por la falta, desencadenan malestar e incluso enfermedades, algunas de ellas graves.

Los MICRO-Nutrientes son: el agua, los minerales y las vitaminas.

Agua: (H2O:
2 átomos de hidrógeno y 1 de oxígeno). Nutriente NO ENERGÉTICO, ya que no aporta energía al cuerpo. Es esencial. Del agua dependen todos los procesos de obtención de energía, la sangre, el líquido cefaloraquídeo (refrigerante del cerebro entre otras funciones), la digestión, la eliminación de residuos (orina, heces, sudor, etc.) y más...
Necesitamos reponer 2 Litros diarios, que se obtienen entre lo que bebemos y el agua presente en los alimentos, sobre todo en frutas y verduras.
Podemos sobrevivir sólo 10 días sin agua, siempre y cuando sea un clima moderado (ni frío, ni calor).

Minerales: Nutriente NO ENERGÉTICO porque no aporta energía. Son vitales para el correcto funcionamiento del cuerpo y su crecimiento. Su función más importante es la fabricación de tejidos (músculos, dientes, nervios, piel, huesos, etc.), la síntesis (fabricación) de hormonas (grandes reguladores de las funciones por ej: los andrógenos, son las que marcan los caracteres sexuales masculinos. Los estrógenos, son las que marcan los caracteres sexuales femeninos).
Están presentes en casi todas las reacciones químicas del cuerpo.
Regulan las transmisiones neuromusculares (diálogo entre el cerebro y el músculo), la cantidad de sales en la sangre, las contracciones musculares, el metabolismo, el sistema nervioso, la coagulación de la sangre, y muchísimo más.
Las cantidades diarias necesarias son muy pequeñas, pero la falta de alguno de ellos o varios, desencadenan gran cantidad de enfermedades. Entre ellas las más conocidas son la anemia (falta de hierro), la osteoporosis (falta de calcio), enfermedades de tiroides (falta o exceso de yodo). Y algunas menos conocidas como la fluorosis dental (exceso de flúor).
Una mujer que ha tenido embarazo, conoce muy bien los riesgos de falta o exceso de minerales, ya que de ello depende el normal desarrollo del bebé.

Vitaminas: Nutriente NO ENERGÉTICO porque no aporta energía. Nuestro cuerpo no puede fabricar la mayoría de las vitaminas por lo que se deben ingerir con la alimentación.
Su presencia es primordial, ya que todos los procesos de obtención de energía de los macro-nutrientes dependen de ellas. Su falta deriva directamente en enfermedad. Su función es tan importante que sin ellas no se pueden asimilar otros nutrientes. Son fundamentales en la formación de material genético (ADN, etc.), células sanguíneas, glóbulos rojos, hormonas y sustancias químicas que regulan el sistema nervioso.
Son muy sensibles a la luz, al calor, la humedad. Los alimentos deben consumirse lo más frescos que se pueda, y evitar en lo posible la cocción exagerada.
También en el embarazo son fundamentales y se controlan en detalle.

¿En qué alimentos encontramos los micro-nutrientes?

En todos, pero principalmente en frutas y verduras. De aquí la importancia de comer al menos 3 piezas de fruta al día y un buen plato de ensalada lo más variada posible o verdura cruda.

Conclusión: ya conocemos cada nutriente y su importancia en la dieta. De ahora en adelante, hablaremos en detalle de cada uno de ellos y los alimentos en los que se encuentran en mayor cantidad.


Haremos el análisis de una comida cada día, y verán como muchas veces, con un pequeño puñado de algún fruto seco, logramos equilibrar toda una ensalada.

¡Gracias por seguirme!

Hasta la próxima.

No duden en enviar sus preguntas al mail: delantalverde@gmail.com